Mi niño

Tu paso por mi vida fue más fugaz que una estrella. La esperanza de algún día poder mirarte a los ojos pequeñitos y cafés se desvaneció tan pronto supe que no estabas en ese granito de arroz. Aunque los demás te hayan olvidado, cada año, en tu aniversario, pienso en ti. Pienso en lo mucho que hubiera querido abrazarte mientras te leo un cuento y te quedas dormido, escucharte reír, verte crecer y descubrir, con el paso de los años, qué cosas de los dos llevas en ti. Al menos así quedaría algo de él conmigo…

…pero este año no me queda nada y mis brazos sólo puede aferrarse al vacío.

Anuncios

¿Sabes?

¿Tú qué sabes de la felicidad si sólo sabes hacer daño? ¿Qué sabes de empatía si huyes cuando ves sufrir a los demás? ¿Qué sabes de perseguir sueños cuando constantemente saboteas los tuyos? ¿Qué sabes de lealtad cuando a la primera oportunidad te largas con otra? ¿Qué sabes de valor cuando te escondes detrás de mentiras?

No, querido, no sabes nada.